6 consejos para evitar posibles robos en las viviendas

15 May 6 consejos para evitar posibles robos en las viviendas

robos en la vivienda

Con la llegada del verano, los robos en las viviendas incrementan. Pasamos mucho menos tiempo en nuestro hogar habitual y los ladrones aprovechan estos momentos de inactividad. Pero no es solo cuando nos vamos de vacaciones. Los cacos pueden aprovechar cualquier instante que no estemos en casa para forzar la cerradura y llevarse nuestros objetos de valor.

Además, para ponérselo más fácil, cabe destacar que más de una sexta parte de los hogares españoles no tienen sistemas de seguridad adecuados que prevengan estos actos delictivos. Por eso, es tan importante contar con las medidas oportunas que eviten los saqueos en las viviendas, ya sean pisos o casas.

En Atrio Inmobiliaria, te damos las claves para ello.

 

Las técnicas más habituales de los ladrones

Para proteger tu casa adecuadamente, lo primero que hay que conocer es cómo trabajan los ladrones. De ese modo, te puedes adelantar a sus acciones e impedir el hurto. Existen varias técnicas conocidas:

· Forzado de puertas y ventanas

Los métodos tradicionales siguen siendo los más utilizados. Por ejemplo, forzar los sistemas de bloqueo del bombín de la cerradura de la puerta con una ganzúa, introducir una llave en la cerradura y golpearla con un martillo para provocar la rotura de la misma, o utilizar una tarjeta de crédito o una radiografía para abrir la puerta.

En cuanto a las ventanas, aquellas que se encuentran abiertas, aunque estén en un piso superior, son el blanco perfecto para los ladrones. Igualmente, si son correderas el forzado es mucho más sencillo, al igual que si el cristal de la ventana es débil.

·robos en las viviendas Los marcadores

Con esta técnica los ladrones comprueban si los inmuebles se encuentran vacíos para acceder a ellos. Se trata de que colocan un plástico o papel transparente entre la puerta y el marco, especialmente en la parte inferior donde probablemente nadie lo vea.

Al cabo de dos o tres días vuelven y si el papel se encuentra en el suelo es que los inquilinos están en casa; si continúa donde lo pusieron, es que no hay nadie y pueden entrar a robar.

· El robo al descuido

Este tipo de robo en el hogar, se caracteriza porque el hurto se produce cuando los inquilinos se encuentran dentro de la casa. Así, los ladrones engañan a la víctima, ofreciéndoles un servicio o pidiendo ayuda y aprovechan su distracción para robares.

· Uso de nuevas tecnologías

Entre las técnicas más modernas de robos en las viviendas, se encuentran las adaptadas a las nuevas tecnologías. La más frecuente consiste en la instalación de una pequeña cámara en la mirilla para controlar los movimientos dentro de la casa y cuando se ve que no hay nadie, entran a robar.

Igualmente, los más expertos también pueden utilizar inhibidores de frecuencia para bloquear las señales de radio y GMS, y así inutilizan las señales de alarma y los teléfonos móviles impidiendo el aviso de robo a cualquier dispositivo.

 

6 medidas de seguridad para evitar robos en la vivienda

Para evitar que los ladrones entren en casa, tenemos que proteger nuestra vivienda adecuadamente. Para ello, ten en cuenta estas seis medidas de seguridad:

1-  Cerrar siempre la puerta con llave

Aunque salgas a hacer la compra, siempre es recomendable cerrar la puerta con llave, no solo con el resbalón sino con el tranco. Así, es más difícil que sea abierta con una tarjeta de crédito o una radiografía. Y es que, los ladrones cada vez tardan menos tiempo en robar en las viviendas por lo que pueden aprovechar cualquier pequeño momento.

2- Mejorar las cerraduras

Comprueba que tu cerradura esté en buen estado. Cada vez los ladrones tienen mejores técnicas para forzarlas y, si la tuya es muy antigua, puede quedarse obsoleta y ser vulnerable a los daños de los cacos. Por eso, es recomendable cambiarlas cada 20 años aproximadamente.

Igualmente, procura que tenga dos o más puntos de cierre, será más difícil abrirla y el ladrón puede acabar desistiendo.

3- Proteger las ventanas

Si vives en un piso bajo, las rejas en las ventanas son la mejor forma de proteger esta entrada por parte de los ladrones. En caso de que resulte molesto, las persianas de seguridad son otro remedio mucho más estético para la fachada.

También existe la opción de poner bisagras con fijador para evitar que sean forzadas, o cerrojos en aquellas ventanas que se deslizan horizontalmente.

robos en las viviendas

4- No mostrar indicios de ausencia

Dejar todas las persianas cerradas ‘a cal y canto’ o tener el buzón lleno de correspondencia, es la señal más clara para que los ladrones pongan el foco de atención en nuestra vivienda.

Del mismo modo, no informes a mucha gente que te vas de vacaciones o lo publiques en las redes sociales: los ladrones están atentos para buscar un nuevo sitio que asaltar.

5- Dejar muestras de vivienda habitada

Para evitar que la vivienda parezca que está deshabitada durante un tiempo, puedes utilizar aparatos electrónicos como simuladores de presencia o temporizadores que enciendan y apaguen las luces o bajen y levanten las persianas automáticamente. Esto puede disuadir a los posibles ladrones si ven que hay movimiento en la vivienda.

6- Poner sistemas de seguridad

La instalación de alarmas también es uno de los elementos más efectivos contra los ladrones. Existen aquellas que están conectadas a una central receptora de alarmas que automáticamente avisan a la policía para actuar, y aquellas individuales que dejan un mensaje en el móvil del propietario.

Cualquiera de estas técnicas es una buena inversión para estar seguro. Aunque, en el caso de que se haya producido un robo, recuerda que también existen pólizas de seguros del hogar que cubren los daños materiales y/o económicos producidos, por lo que también es una buena forma contar con esta póliza.

Desde Atrio creemos que lo más importante en una vivienda es estar seguro.

No hay comentarios

Escribe un comentario